miércoles, 8 de febrero de 2017

Esposos son secuestrados y torturados por ronderos



Un poblador del distrito de Yuracyacu, identificado como José Joel De la Cruz Chilcón (53), denunció ante la comisaría del sector, haber sido víctima de secuestro y tortura por parte de un grupo de ronderos, quienes también habrían sometido a castigos físicos a su esposa, identificada como Carmen Rosa Cabanillas Arrunátegui (47). De la Cruz Chilcón, indicó a los efectivos policiales, que el último sábado por la tarde, se encontraba sentado en la vereda del frontis de su vivienda, en el distrito de Yuracyacu, cuando de pronto de una combi de color gris, bajaron un aproximado de 20 personas, quienes portaban chalecos y polos parecidos a los que utilizan usualmente los policías o las fuerzas armadas, y que sin mediar palabra alguna, lo llevaron a rastras al interior del vehículo, en el cual lo tras ladaron hasta una vivienda, en la cual lo recluyeron en un ambiente oscuro y estrecho. Posteriormente cuando llegó hasta el lugar su esposa Carmen Rosa Cabanillas Arrunátegui, para conocer los motivos por los cuales había sido intervenida su pareja, los ronderos también la metieron en el mismo ambiente en donde se encontraba su esposo, reteniendo contra su voluntad a ambas personas. Luego, según la denuncia interpuesta por De la Cruz Chilcón, en horas de la noche, ambos fueron sacados a la parte externa de la vivienda, donde los habrían sometidos a torturas y castigos físicos con ramas llenas de espinas (ishangas) que dejaron sendas marcas en diferentes partes de sus cuerpos. Indicó que recién después de haberlos sometidos a estos castigos físicos, les comunicaron que habían sido llevados hasta dicha base ronderil, por una supuesta deuda de 20 mil soles a una persona identificada como Raúl Pérez Delgado, a favor de quien firmaron letras de pago, para cancelarle la suma antes indicada, en dos partes, sin embargo, De la Cruz Chilcón asegura que se vieron obligados a firmar los documentos de reconocimiento de deuda, para evitar seguir siendo sometidos a los castigos físicos. Este hecho fue puesto de conocimiento del Ministerio Público, por parte de las autoridades policiales, previa práctica de los exámenes del médico legista, para que con los informes respectivos acerca de estas torturas, se inicie las acciones legales pertinentes contra los autores.(MAC)
Publicar un comentario