miércoles, 8 de febrero de 2017

Miguel Calderón deja el cargo ESTUVO COMO JEFE DE IMAGEN INSTITUCIONAL DESDE SETIEMBRE DEL 2016

mcp

Tarapoto. Miguel Calderón, dejó el cargo de jefe de relaciones públicas del Gobierno Regional de San Martín, en medio de un escándalo que ha dañado tremendamente las relaciones entre el ente del Estado y la prensa en la región San Martín.
Miguel Calderón, fue grabado por el ex funcionario del sector de salud  Jhonny Gárate, indicando con ajos y cebollas que existía una direccionalidad para manejar los presupuestos del Gobierno Regional de San Martín con la finalidad de favorecer a periodistas serviles. Miguel Calderón, en un colmo de la fanfarronería, señala que ya tenía controlados a algunos de los periodistas más conocidos del medio y además se encontraba en ese camino con la periodista Glenda Mello Pinedo, a quien le habría regalado un wiski la noche del 24 de diciembre. Mencionó asimismo que el corresponsal del diario Voces en Moyobamba, Franklin Laván, era parte de ese grupo que consideraba enemigo y al que no había que dar ni las gracias.
Miguel Calderón, colgó en las redes sociales, una carta en la que supuestamente renunciaba al cargo, denunciando maniobras fujimontesinistas de parte de dos periodistas (Glenda Mello y Génesis Tuesta), sin recordar que él mismo era parte de la administración fujimorista del Gobierno Regional de San Martín, idea política de la que contradictoriamente en sus escritos decía ser enemigo.
Para retratar lo absurdo de su postura, podemos mostrar el siguiente texto: “Todo lado malo tiene su lado bueno…Esta confabulación montesinista en mi contra me ha permitido conocer a las personas. Por un lado su lealtad, por otro sus más bajas y cobardes pasiones. También reencontrarme con viejos amigos y compañeros de lucha…
Cambiando de tema, hoy celebro que el aprendiz de montesinista, autor de la difusión de una conversación privada armadita, no haya sido cura, porque sino seguramente habría revelado todas las confesiones que le hubiesen hecho, también celebro que no haya podido ser policía, porque cuantos abusos hubiese cometido y finalmente celebro que no sea periodista, sino solo el dueño de un canal y un micro, que con su mejor voluntad le regalo el padre Emerson, porque sino estaría convirtiendo nuestra profesión en el más vil de los oficios…Finalmente vuelvo a pedirle públicamente que no siga hablando de mi familia porque esa es una actitud miserable que solamente lo pinta de cuerpo entero, no se lo pido por mí, se lo pido por usted, deja una pésima impresión”
Le dejamos a usted que saque cuentas de quién deja una pésima impresión del Gobierno Regional de San Martín y de lo que él mismo significa. (Lenin Quevedo)
Publicar un comentario