lunes, 6 de febrero de 2017

Mineros atrapados: este es el relato de único obrero que se salvó del huaico Alan Flores espera recuperar el cuerpo de su hermano menor que aún se encuentra bajo tierra

Mineros atrapados: este es el relato de único obrero que se salvó del huaico

Yo estaba en la mina cuando todo ocurrió. Recuerdo que era las 15:40 horas y solo vi polvo y sonó como si algo reventara, pensé que era una manguera de aire de la perforadora. Yo estaba a 80 metros de profundidad donde se ubica el primer nivel, y cuando salí a la galería el agua me llegaba a las rodillas, miré el segundo nivel y tercer nivel estaba totalmente inundados, atiné a salir porque el ingreso a la mina estaba seco, pues el huaico ingreso por la chimenea”, narró Alan Flores Paico, uno de los mineros de los que se salvó de morir sepultado por un huaico que ingresó a la mina Las Gemelas, Caravelí, el pasado 16 de enero.
Si bien él tuvo la suerte de salir a tiempo y ponerse a buen recaudo, su hermano menor Yeltsin Flores (22) no logró hacerlo.
Según Alan, fue  la primera vez que ingresaba un huaico a la mina, cuyo dueño es Gerson Quintanilla, pero que es administrada por la empresa Chinchilico Minero de Miguel Aybar. Precisamente recién el último viernes se hizo presente al lugar de la tragedia para dialogar con los familiares. 
“Se ha comprometido a que se continuará con la búsqueda, y solo espero que cumpla. Queremos ver a nuestros familiares así como estén, antes de una indemnización”, dice Alan.
Seobre su hermano Yeltsin, Alan contó que él solo llevaba trabajando 7 meses en ese lugar, había ido hasta ahí junto a Alan, quien ya tenía 8 años en la labor Natural de Barranca (Lima). Llegó hasta Acarí para trabajar, el dinero le hacía falta.
Búsqueda. Refirió que el último jueves retomaron la búsqueda de los cuerpos con el apoyo de 40 mineros que ingresan al socavón en dos turnos por día. La minera Lautaruma, también de la zona les ha dado todo el apoyo, la solidaridad del pueblo también se manifiesta en el apoyo a los familiares.
“Lo único que pedimos es que se trabaje hasta encontrar los cuerpos de nuestros familiares en el estado en que estén, si están vivos o no sé, pedimos que no se pare la búsqueda y que se llegue hasta el final”, señaló Alan Flores.
Al igual que Alan los familiares de los demás mineros esperan día a día que los cadáveres sean hallados para poder enterrarlos. Ellos van a la mina muy temprano y por la noche se trasladan a Bella Unión, duermen en el complejo municipal de esa zona.
Publicar un comentario