jueves, 30 de marzo de 2017

Los motivos y las posibles consecuencias del autogolpe de Maduro en Venezuela Tras meses de una tensión inédita para el chavismo entre Ejecutivo y Legislativo, Nicolás Maduro disolvió el Parlamento mediante una sentencia del Poder Judicial.

El internacionalista Francisco Belaunde explicó los antecedentes del autogolpe y lo que podría hacer la OEA al respecto.

Nicolás Maduro dio un autogolpe de Estado en Venezuela. Mediante una sentencia del Poder Judicial, controlado por el gobierno, el chavismo le quitó los poderes legislativos a la Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora. Tras meses de tensión entre Ejecutivo y Legislativo, la medida le da poderes absolutos al Gobierno y podría tener consecuencias vitales para el futuro del país caribeño.
El documento del Tribunal Supremo de Justicia dice que los poderes del Parlamento fueron removidos por su "desacato", su negativa a acatar sus sentencias. "Esta Sala Constitucional garantizará que las competencias parlamentarias sean ejercidas directamente por esta Sala o por el órgano que disponga, para velar por el Estado de Derecho”. El detalle es que, como explican los especialistas, es el propio Ejecutivo quien controla el Poder Judicial. “Le han dado poderes plenos a Maduro para asumir funciones económicas, políticas e incluso legislativas”, explicó para RPP Noticias Javier Pereda de Caracas Noticias.
La sentencia. La supuesta ‘gota que derramó el vaso’ fue la respuesta a un recurso de interpretación en el que cuatro abogadas le pidieron al Supremo analizar el alcance de un artículo constitucional y otro de la Ley Orgánica de Hidrocarburos. Según esta, como explica la agencia EFE, la constitución de empresas público-privadas o mixtas requiere la aprobación del Parlamento, para lo que el Gobierno debe informar sobre todos los detalles y las condiciones para que pueda modificarlas o establecerlas. Cualquier cambio posterior también debería ser sometido a la revisión del Congreso.
La Asamblea Nacional venezolana que funciona desde el 2016 tiene 112 diputados de la oposición (Mesa de Unidad Democrática) y 55 del chavismo (Gran Polo Patriótico Simón Bolívar). En comparación, el Parlamento anterior tenía 98 oficialistas. | Fuente: La Nación
Sin embargo, pese a lo que establece la Constitución, la resolución del Supremo dice que "no existe impedimento alguno" para que el Ejecutivo constituya empresas mixtas y que a quien debe informar "de todas las circunstancias pertinentes a dicha constitución y condiciones" no es al Parlamento, sino a la Sala Constitucional, es decir, al Poder Judicial controlado por el Gobierno. Nuevamente, el petróleo está en el núcleo del problema.
“Venezuela vive del petróleo. No hay otro ingreso porque la mayoría de empresas fueron nacionalizadas, expropiadas y entregadas a sus trabajadores. El precio del petróleo ha bajado. Hay una crisis en cualquier tema que tenga que ver con hidrocarburos. Venezuela tiene una enorme deuda con China y Rusia”, explica el internacionalista venezolano Luis Nunes. ¿Por qué no había existido un problema como este antes? Porque durante los últimos 15 años, el chavismo también dominó el Congreso.
El Ejecutivo y el Congreso. El actual régimen venezolano comenzó en 1999, cuando Hugo Chávez ganó en las urnas y llegó al poder, pero sin mayoría parlamentaria: las elecciones para el Congreso habían sido el año anterior. El Gobierno convocó en su primer año a una Asamblea Constituyente. Con la nueva Carta Magna, se convocaron a nuevas elecciones presidenciales y electorales: el exmilitar volvió a ganar y su partido obtuvo 92 de las 165 curules. 

 

Publicar un comentario