lunes, 17 de abril de 2017

Londres: Hallan restos de cinco arzobispos en una una iglesia Los obreros encontraron una cripta con treinta ataúdes cuando acondicionaban las instalaciones del Museo de la Jardinería

Londres: Hallan restos de cinco arzobispos en una una iglesia

Los constructores que renovaban una iglesia en el centro de Londres han encontrado enterrados los restos de cinco antiguos arzobispos de Canterbury, la primera figura espiritual de la Iglesia de Inglaterra desde la reforma anglicana, informó la cadena pública BBC. Los obreros encontraron una cripta con treinta ataúdes cuando acondicionaban las instalaciones del Museo de la Jardinería, ubicado en la iglesia desconsagrada de St Mary-at-Lambeth, a apenas 700 metros de la Abadía de Westminster, en la ribera sur del río Támesis.
Dos de los ataúdes estaban identificados con placas que permitieron reconocer los restos del arzobispo Richard Bancroft, que ocupó el cargo entre 1604 y 1610, y de John Moore, que encabezó la Iglesia anglicana entre 1783 y 1805. La posterior investigación ha revelado, además, que otros tres féretros corresponden a Thomas Tenison (arzobispo de Canterbury entre 1695 y 1715), Matthew Hutton (1757-1758) y Frederick Cornwallis (1768-1783). La iglesia se encuentra cerca del palacio de Lambeth, residencia oficial del arzobispo de Canterbury desde hace cerca de 800 años. Entre los siglos VI y XVI, el puesto era designado por la Iglesia Católica de Roma, pero tras la reforma inglesa se convirtió en el líder espiritual de la fe anglicana.
«No pensábamos que hubiera una cripta, porque está tan cerca del Támesis que se podría inundar. En la época victoriana se retiraron cientos, si no miles, de ataúdes para levantar un nuevo edificio. Nadie nos advirtió de que podíamos encontrar algo», expresó a la BBC el director del Museo de la Jardinería, Christopher Woodward. «No sabemos quién más puede estar ahí abajo», afirmó Woodward, que recalcó que «durante siglos un número significativo de arzobispos y familiares suyos eligieron rezar y ser enterrados aquí».
Publicar un comentario