miércoles, 3 de mayo de 2017

Caso Tarata: Abimael Guzmán expulsado de sala por agraviar a tribunal y fiscales Senderista se altera porque acusación por narcotráfico no será excluida. Vocal supremo garantiza que nada perturbará el normal desarrollo del proceso que se sigue a cúpula de SL

Caso Tarata: Abimael Guzmán expulsado de sala por agraviar a tribunal y fiscales


Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso (SL), le faltó ayer al respeto al Colegiado A de la Sala Penal Nacional, acusando a sus miembros de “prevaricadores”. Es más, también calificó el proceso de una farsa y llegó al extremo de insultar a fiscales y procuradores.
Por esta razón, en aplicación del artículo 217 del Código Procesal Penal, fue expulsado de la sala de audiencias del penal Ancón I.
Guzmán, de 82 años, se puso en pie y salió de la sala custodiado por guardias de seguridad. Varios de sus coprocesados, miembros de la cúpula terrorista, siguieron a su jefe y salieron detrás de él: Elena Yparraguirre (su esposa); Florencio Flores Hala (“Artemio”), Edmundo Cox Beuzeville, Laura Zambrano y Margot Liendo Gil.
El exjefe militar de Sendero, Óscar Ramírez Durand, no se sumó al gesto y permaneció en la sala. La audiencia prosiguió con normalidad.
AGRAVIO. El presidente del Colegiado A de la Sala Penal Nacional, René Martínez Castro, explicó poco después en conferencia de prensa que aplicó la medida disciplinaria basándose en el Código Procesal Penal, en vista de que el reo agravió “la honorabilidad y majestad” del Poder Judicial y del órgano jurisdiccional, así como el respeto que merece el Ministerio Público y la Procuraduría Pública.
El vocal supremo advirtió que el Colegiado A no va a permitir que Guzmán altere el normal desarrollo del proceso que se realiza contra la cúpula senderista en tres temas: el atentado con explosivos en la calle Tarata, en Miraflores (julio de 1992); la autoría mediata por terrorismo agravado; y la promoción y protección del narcotráfico.
NARCOTRÁFICO. Lo que generó la molestia de Guzmán fue la resolución de la sala según la cual la acusación por narcotráfico no será excluida del proceso, como exigía el cabecilla senderista.
Al escuchar la decisión de la sala, Guzmán levantó el puño izquierdo en dirección a los miembros del tribunal y comenzó a vociferar sin hacer caso a los reiterados llamados de atención.
“¡Voy a protestar hasta cuando se me dé la gana!”, gritó.
Publicar un comentario