lunes, 22 de mayo de 2017

Fiscales solicitarán prisión preventiva para sacerdote acusado de actos contra el pudor



Moyobamba. Los fiscales Víctor Saturnino Ccallo Chirinos y Aníbal Marcial García Torres, quienes investigan el delito contra el pudor en agravio a cuatro menores de edad, en la modalidad de tocamientos indebidos por parte del acusado sacerdote Santiago José Martínez Gamazo, actuarán de una forma drástica si encuentran elementos de convicción que vinculan al imputado.
Son dos denuncias que se han presentado en la fiscalía, uno de ellos realiza el fiscal Saturdino Ccallo, sobre el agravio a cuatro menores de edad que ha interpuesto el rector del Seminario Menor de Moyobamba, sacerdote César Gallardo de García, mientras que la otra denuncia interpuso la madre de uno de los agraviados, ese caso investiga el Dr. García Torres.
Ambos magistrados trabaja en las investigaciones del caso, recogiendo los elementos de prueba, a efectos de tomar una decisión y de acuerdo a ello solicitar una audiencia al juez para pedir la prisión preventiva contra el imputado.
Dentro del proceso de investigación se ha recogido las versiones de los menores afectados, algunos testigos, asimismo realizó la prueba psicológica y a la prueba de la Cámara Gesell de los cuatro menores y están a la espera que Medicina Legal remita el informe de los resultados.
El sacerdote involucrado en el delito ha sido citado al Ministerio Público, sin embargo, se acoge al derecho de silencio, es decir no responde a ninguna pregunta que formula el Ministerio Público.
El fiscal Saturnino Ccallo dijo que la pena mínima por el delito contra el pudor es de seis años, pero el delito cometido por el sacerdote sería un agravante, toda vez que tenía a su cuidado a niños menores de edad que dejaban los padres de familia con entera confianza. Además refirió que las leyes se aplicarán de la misma forma como a cualquier ciudadano, es decir que su nacionalidad española no impedirá que las investigaciones se realizan conforme a la ley del Estado peruano, ya que el delito se habría cometido en esta región.
En tanto el fiscal Aníbal Marcial García Torres también se refirió sobre el proceso que realiza, de recabar elementos de convicción, para determinar las acciones necesarias si en caso el inculpado habría cometido el delito, de tal forma solicitar al juez para que se castigue con todo el peso de la ley. El inculpado en su despacho ha tomado la misma actitud en no dar declaraciones al respecto.
Finalmente, dijo que su despacho actuará conforme a ley, sin importar el tipo de persona, grado jerárquico u otra índole; también dejó en claro que el administrador del seminario está brindando todas las facilidades del caso para esclarecer las investigaciones. (F. Lavan)
Publicar un comentario