martes, 9 de mayo de 2017

Julio César Vásquez: la historia del líder del presunto grupo terrorista FAR-EPT Se identifica como comandante 'Camilo Reyes' y se encuentra oculto en la selva de Perú y Bolivia.


Es el líder del nuevo grupo armado FAR-EPT. Su grupo se financia con una autoproducción de alimentos y métodos como las retenciones políticas.

















El denominado 'Camilo Reyes', líder del supuesto nuevo grupo terrorista llamado Fuerzas Armadas Revolucionarias – Ejercito Popular Tupacamarista (FAR-EPT), sería Julio César Vásquez Vásquez, según la Policía Nacional del Perú. La existencia de este nuevo grupo armado que anuncia una guerra revolucionaria desde la frontera con Bolivia, se conoció este lunes luego de que el semanario Sucesos publicara una entrevista que le hizo a su líder.
No es la primera vez que el nombre de Julio César Vásquez Vásquez retumba en las noticias que involucran casos de terrorismo. Este hombre de 51 años, natural de Juanjuí en San Martín, ha sido un activo miembro del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) y ha estado en prisión en varias ocasiones.
Una vida ligada al MRTA. Así como él, su hermano Baudillo Vásquez Vásquez también perteció al movimiento que perpetró la toma de la residencia del embajador de Japón en 1996. Julio César Vásquez dijo al semanario Sucesos que se desvinculó del MRTA y de su líder Víctor Polay Campos por considerarlo un traidor, luego de que negociara un traslado de penal durante el Segundo Gobierno de Alan García.
Según un informe de El Comercio publicado en 2009, Julio César fue capturado a los 26 años por cobrar 'cupos de guerra' para el MRTA, pero fue absuelto. Años más tarde, fue condenado por otro caso de terrorismo y enviado a prisión. Luego de cumplir su pena, viajó a Chile en 1998 y después se trasladó a Bolivia.
Un historial negro en Bolivia. En el país altiplánico, estuvo asilado como un preso político, pero fue en 2004 donde fue acusado de perpetrar un atentado en la Facultad de Derecho de la Universidad de San Andrés de La Paz, junto a una ciudadana boliviana.
Además, en julio de 2014, fue sindicado como proveedor de armas de un sicario que asesinó a la ciudadana boliviana Mónica Candelaria Guachalla Larico. Fue atrapado por la Policía de Bolivia y purgó condena por este delito, tal como lo señala el comunicado emitido este viernes por Ministerio del Interior del Perú.

Publicar un comentario