domingo, 4 de junio de 2017

Ayudó a su esposo a violar y matar adolescentes, y ahora trabaja en una escuela La canadiense Karla Homolka estuvo en prisión por doce años luego de admitir los crímenes. Una de las víctimas fue su propia hermana.

Foto

e llama Karla Homolka, tiene 47 años y es asistente voluntaria en la escuela primaria Greaves Academy, en Montreal (Canadá). Su perfil pasaría desapercibido si no fuese por que cumplió una condena por complicidad en el secuestro, la violación y el asesinato de tres adolescentes, incluida su propia hermana.
Esta canadiense, que ahora es madre de tres niños y vive en Châteauguay, ayudó a su entonces esposo Paul Bernardo a victimar a Kristen French (15), Leslie Mahaffy (14) y Tammy Homolka (15) entre 1990 y 1992. Para el año siguiente, fue hallada culpable y sentenciada a doce años de prisión, luego de declarar en contra de Bernardo y alegar que este la manipuló.Tenía mayor responsabilidad. La pareja criminal tenía grabadas las violaciones y torturas contra las víctimas. Sin embargo, el material fue hallado luego de que sus abogados habían arreglado su colaboración con la condición de reducirle la pena. Por tanto, no pudo variarse la pena pese a que las imágenes demostraban mayor responsabilidad suya en los delitos.
Bernardo, por su parte, recibió una condena a cadena perpetua en 1995.En 2005, Homolka fue liberada y se casó con el hermano de uno de sus abogados. Por un tiempo, hasta 2014, vivió junto a su familia en Centroamérica. Pero el tiempo no ha borrado su conocido prontuario y los vecinos y padres de familia del centro educativo en el que suele trabajar han expresado su preocupación a la prensa local.
Publicar un comentario