viernes, 2 de junio de 2017

Familiares de los militares fallecidos denunciaron abusos en el Ejército A la entrada de la Morgue Central de Lima, los indignados parientes contaron de los castigos y la violencia que los jóvenes habrían vivido dentro del cuartel.

Carmen Lamas dijo que su primo, el soldado Miguel León Lamas, se estaba recuperando de una fractura y no sabía nadar. Por ello, considera poco creíble que su primo se haya aproximado al mar voluntariamente.

Los familiares de los cuatro militares que fallecieron ahogados la mañana de este viernes en la playa Marbella, en Magdalena, denunciaron que en la Intendencia 511 del cuartel Simón Bolívar, en Pueblo Libre, se practican constantes abusos. Además, al menos dos parientes dijeron a RPP Noticias que la institución no los contactó en ningún momento para informarles sobre la muerte de los jóvenes.
Jorge León Arizola, padre de Miguel León Lamas pidió que los hechos se investiguen a fin de dar con los verdaderos responsables. “¿Por qué un grupo tenía que llevarlos a altamar a hacer una práctica que era riesgosa? Ningún miembro del Ejército me ha llamado en ningún momento. A los señores ministros les pido que tomen cartas en el asunto y que los responsables paguen. Los han mandado a ahogarse. Eso prácticamente ha sido un asesinato”.
Publicar un comentario