viernes, 30 de junio de 2017

Investigan a dos por ser testaferros de Sandro Rivero en caso de lavado de activos



Sandro Rivero Uzátegui y personas de su círculo más cercano, son investigadas por el Ministerio Público por el presunto delito de lavado de activos.
De acuerdo a la denuncia en cuestión, el Ministerio Público está solicitando que se incluya en la investigación a Jorge William Ramírez Rivero, Walther Jhon Arévalo Alvarado, además de las empresas Industrias Mayo (de los chocolates La Orquídea), R&R Mirasierra SAC, Inversiones Acuario (empresa encargada de hacer casas en la localidad de Bello Horizonte, en el distrito de la Banda de Shilcayo y que fue denunciada por estafa), además de Motor Show Tarapoto SAC. Esta solicitud se realizó el 10 de octubre de 2016, y en esa fecha se solicitó que se amplíe los plazos para la investigación, plazo que culmina en este mes de junio.
Manifiestan que Sandro Rivero y un conjunto de funcionarios del SAT se encuenran comprendidos en el delito de corrupción de funcionarios en su modalidad de peculado, por presuntas irregularidades en la recaudación del pago y obligaciones tributarias y no tributarias en perjuicio del SAT Tarapoto, según informe de Contraloría, que indica un perjuicio económico de 1,118,627.06 soles a la entidad.
Se indica que tanto Jhon Arévalo y William Ramírez son “presuntos testaferros” de Sandro Rivero, “quienes ocultarían dinero ilícito obtenido durante su gestión”. Agrega lo siguiente: “William Ramírez Rivero, familiar de citado investigado, laboró en la municipalidad percibiendo un haber de 2 mil soles, registrando lo siguiente: a) Industrias Mayo SA (…) siendo socio con un 20% de acciones. Hasta el 2014, el capital era de 400 mil soles; b) R&R Mirasierra SAC, donde tenía el cargo de gerente general, empresa dedicada ala ejecución de oras de ingeniería fundada el 1/11/2008 con un capital de inicio de 8500 soles y el 8/01/2009, declaró como capital la suma de 108 500 soles y c) Inversiones Acuario SAC, que es investigada por incumplimiento de contrato”.
Sobre Jhon Arévalo indican que su empresa, Motor Show, se encontraba en quiebra, siendo ayudada económicamente por Sandro Rivero, “hechos que ameritan una profunda investigación con el objeto de establecer la procedencia del dinero invertido en la adquisición de sus bienes”.
Se conoce que se han realizado pericias contables, además de abrir el secreto bancario de los investigados buscando conocer en detalle, la forma en la que todos realizaron sus negocios para obtener los resultados que alcanzaron en ese tiempo.
Publicar un comentario