jueves, 22 de junio de 2017

La asamblea de la OEA concluyó sin mención a la crisis de Venezuela Las maniobras diplomáticas de la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, impidieron un pronunciamiento sobre la crisis en ese país.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, es uno de los principales críticos del gobierno de Venezuela en la OEA. Su país fue al anfitrión de la asamblea.

La 47 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) concluyó este miércoles sin una declaración sobre la crisis en Venezuela. La Comunidad del Caribe (Caricom) y el gobierno de Nicolás Maduro arrebataron a México en el último minuto un éxito diplomático que se daba por seguro el lunes en la reunión de cancilleres previa.
La resolución consensuada en un principio por el grupo de los 14 integrado por países como México, EE.UU., Canadá, Perú y Brasil, y el propio Caricom, que pedía al Gobierno de Nicolás Maduro reconsiderar la Asamblea Constituyente, entre otras demandas. El documento fue negociado por dos equipos: Brasil, EE.UU. y Perú, en representación del primer grupo, y Antigua y Barbuda, Guyana y Barbados, en nombre del segundo.Jugada diplomática. Los negociadores del Caricom prometieron al menos diez votos en la sesión del lunes, cuando se requerían 23 respaldos para sacar adelante la resolución, pero finalmente solo obtuvieron seis. Una fuente diplomática dijo a la agencia Efe que el grupo de los 14 llegó a "tener la expectativa de 25 a 27 votos", contando incluso con aliados de Venezuela en la Alianza Bolivariana (ALBA) como El Salvador y Ecuador.La retirada en el último minuto de cuatro de los países del Caricom -entre ellos uno de los negociadores del texto- se debió a presiones ejercidas por la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez. Según las fuentes, esas naciones son muy vulnerables en términos económicos ya que tienen una deuda con Venezuela por el petróleo subvencionado durante años a través de Petrocaribe. El texto solo logró el apoyo de 20 naciones.
Fracaso anunciado. Fuentes diplomáticas explicaron que las únicas opciones que quedaban eran presentar un proyecto de resolución en la Asamblea o introducir un párrafo sobre Venezuela en un documento general ya propuesto sobre derechos humanos. La primera requería 24 votos solo para ser presentada, lo que hacía imposible ese camino. La segunda también fue descartada por el grupo de los 14, que consideró que significaba "caer en el juego de que, por sacar algo", esto no "fuera suficientemente sólido".
Fue así que la Asamblea General concluyó el miércoles sin una resolución en torno a la crisis del país caribeño. La canciller venezolana -que este miércoles dejó su cargo para presentarse como candidata a la Asamblea Constituyente- vendió a los medios la falta de acuerdo como una rotunda victoria de su país y un fracaso de la oposición venezolana. (Con información de EFE)
Publicar un comentario