martes, 11 de julio de 2017

Francia: Hallan muerto a juez de caso del asesinato de un niño El mes pasado hubo un giro inesperado en el caso

Francia: Hallan muerto a juez de caso del asesinato de un niño

El primer juez de instrucción del caso Grégory, un enigma criminal acompañado de un desastre judicial que conmocionó a Francia a mediados de la década de 1980, fue hallado muerto hoy. Los primeros elementos de la investigación indican que el cuerpo del exmagistrado, de 65 años, fue descubierto por una vecina en el despacho de su domicilio en Mans.
De acuerdo a fuentes cercanas, la cabeza de Jean-Michel Lambert estaba cubierta por una bolsa de plástico atada con ayuda de un pañuelo. Apodado "el pequeño juez" por sus errores durante el caso, Lambert tenía 32 años cuando fue hallado el cadáver de Grégory, de cuatro años, atado de pies y manos en un río de los Vosgos, en 1984.
Era el primer puesto del magistrado y en ese momento era el único juez de instrucción de la zona. Un primo del padre, Bernard Laroche, fue inculpado y luego liberado. El padre, Jean-Marie Villemin, convencido de su culpabilidad, lo mató con una escopeta de caza a comienzos de 1985, lo que le supuso cuatro años en prisión.
GIRO INESPERADO DE CASO. Pocos meses después, el juez Lambert se centró en la propia madre de Grégory, señalándola como culpable. En 1993 fue declarada no culpable por "ausencia total de pruebas". El pasado mes de junio hubo un giro inesperado en el caso, con nuevas detenciones.
Murielle Bolle, testigo clave en la investigación, fue inculpada por "secuestro". En la época del asesinato, cuando tenía 15 años, Bolle dio un testimonio contundente contra su cuñado, Bernard Laroche, quien fue inculpado de inmediato.
La adolescente se retractó después sorpresivamente y Laroche fue liberado. Lambert fue señalado durante mucho tiempo como uno de los responsables del desastre judicial en este mediático caso. Luego volvió al anonimato de las salas de audiencia y se dedicó a la escritura.
AFP
Publicar un comentario