jueves, 6 de julio de 2017

MASACRE FAMILIAR IRACUNDO ASESINO A SUS SUEGROS Y A SU CUÑADA



A punta de balazos con su retrocarga, un iracundo sujeto asesinó a sangre fría a tres integrantes de la familia de su conviviente y dejó a otro herido. La tragedia se produjo tras sostener una acalorada discusión con sus víctimas. El hecho sangriento se produjo la tarde del último lunes en la vivienda de los occisos, ubicado en el caserío Pindayo de Bello Horizonte, a seis horas de viaje por carretera y río desde la ciudad de Curimaná. Allí, el criminal identificado como Goberlin Calderón Vargas de 26 años, había llegado para recoger a su hija de cuatro años que estaba siendo literalmente criada por la familia de su actual pareja, quien no es la madre legitima de la menor, porque recién con ella tienen un bebe de diez meses de nacido, que dicho sea de paso era constantemente sometida a agresiones físicas por los celos enfermizos del homicida. Los suegros Moisés Pablo Alania Vicencio de 49 años y Julia Lina Lino Tafur de 39 años, se opusieron a que llevara a la menor, argumentando que su hija recién se está convaleciéndose del nacimiento de su bebe. Este hecho hizo que se enfureciera y atacara con su arma de fuego a la pareja de esposos, causándoles la muerte casi instantáneamente, ante los ruidos de los disparos que llegó a la casa su cuñada Rosa Alania Lino de 19 años, quien corrió con la misma suerte de ser asesinada a balazos. El hermano de esta última y a la vez cuñado del sujeto llegó también con su escopeta y se enfrentó a él, haciendo que huyera corriendo hacia la maleza de un sector llamado “Nuevo Cajamarca”, donde se perdió en medio de la espesura de la vegetación del lugar. Al tomar conocimiento del hecho de sangre, los pobladores del mencionado caserío, avisaron a las autoridades policiales del distrito de Curimaná, quienes de inmediato se constituyeron hasta el lugar de lo ocurrido, cercando el perímetro de la escena del crimen, hasta que llegaran la unidad especializada de los agentes de la Divincri y peritos de Criminalística de la Regpol-Ucayali, además del fiscal de turno, quienes realizaron las primeras diligencias del caso,luego procedieron al levantamiento y traslado de los cadáveres hasta la morgue de la ciudad de Pucallpa. Datos: Hasta el cierre de esta edición se conoció que el homicida Goberlin Calderón Vargas, aún no ha sido ubicado ni capturado por la Policía Nacional, pese a los denodados esfuerzos de búsqueda que vienen realizando en el lugar de dificultoso y peligroso acceso, con apoyo de las juntas vecinales y rondas campesinas del distrito de Curimaná. (D.Saavedra)
Publicar un comentario