viernes, 27 de enero de 2017

Descubren una especie de rana venenosa en las laderas amazónicas de los Andes Es conocida comúnmente como la rana venenosa de dardo de Amarakaeri.

Ameerega shihuemoy (sp. nov.).

(Mongabay Latam / Traducido por Romina Castagnino). Los científicos han descubierto una nueva especie de rana venenosa en las laderas amazónicas de los Andes, en el sureste de Perú.
Encontraron a la especie en apenas nueve localidades en las zonas de amortiguamiento del Parque Nacional del Manu y la Reserva Comunal Amarakaeri, en áreas de transición entre los bosques montanos y las tierras bajas, de 340 a 850 metros sobre el nivel del mar.
La especie es conocida comúnmente como la rana venenosa de dardo de Amarakaeri. Su nombre científico es Ameerega shihuemoy —shihuemoy significa “rana venenosa de dardo” en Harakmbut. Los Amarakaeri son un pueblo indígena de la Amazonía peruana y su lengua pertenece al grupo lingüístico Harakmbut.
“Cuando llamamos a esta especie [Amarakaeri] queríamos dar a conocer al mundo la existencia de esta área”, dijo a Mongabay Jennifer Serrano, autora principal de un artículo que describe a la especie en la revista Zootaxa.
Las etapas de la vida de Ameerega shihuemoy.

Para la herpetofauna, la región que la rana venenosa de dardo de Amarakaeri llama hogar es considerada una de las más biodiversas del planeta; sin embargo, también está amenazada por las actividades humanas, incluyendo la agricultura, la minería del oro, la tala y una carretera construida ilegalmente para el transporte de combustible de mineros ilegales y madereros en la zona, según Serrano.
La apariencia de A. shihuemoy no es diferente a otras especies del género Ameerega, aunque sí tiene algunas características distintivas que ayudaron a Serrano y al equipo a distinguir a la especie. “La belleza de esta rana venenosa es asombrosa”, continúa Serrano. “Tiene un dorso negro con rayas dorso laterales cremas y anaranjadas brillantes y un abdomen azul con mármol negro. Carece de marcas axilares, del muslo y de la pantorrilla, presentes en otras ranas venenosas”.
Además de una comparación morfológica, los investigadores también usaron un análisis de ADN y una evaluación del llamado de la rana para identificar a la especie. También estudiaron la selección de hábitats de la especie para examinar qué variables ambientales explican su distribución, encontrando que un gran número de refugios potenciales, generalmente formados por una gran cantidad de grandes rocas, así como una gran cantidad de hojarasca, cuerpos de agua, y un flujo de la corriente baja, que beneficia probablemente la estrategia de la cría de la rana, eran los predictores dominantes de la presencia de A. shihuemoy.
Ameerega shihuemoy juvenil con cola.
Como otras especies de ranas venenosas, los adultos de A. shihuemoy son padres muy atentos. Después de que las hembras depositen sus huevos dentro de grietas o cuevas, los machos los protegen, manteniéndolos limpios y húmedos. Una vez que los huevos eclosionan y las condiciones son correctas, los machos llevan a los renacuajos recién nacidos en sus espaldas a un cuerpo de agua, que eligen cuidadosamente, para asegurar que puedan desarrollarse sin ser amenazados por muchos depredadores.
“Un día encontramos a un macho que estaba cuidando 25 huevos”, dijo Serrano. “Este macho mostró el comportamiento del cuidado parental colocándose delante de los huevos para defenderlos de mi presencia. Fue una conducta tan increíble que me mostró lo maravillosas que son estas ranas venenosas, al arriesgar sus vidas para proteger a su descendencia”.
Basados en los criterios de la Lista Roja de la UICN, Serrano y el equipo sugiere que A. shihuemoy califica probablemente como Casi Amenazado.
“Sin embargo, el aumento de la perturbación humana podría resultar en la reducción del número de poblaciones conocidas y el área de ocupación de A. shihuemoy y, como tal, podría muy rápidamente ser clasificado como amenazado”, agregó Serrano. “Además, el descubrimiento de una nueva especie subraya la necesidad de una protección continua del hábitat, no solo dentro de las áreas protegidas de la región, sino también dentro de la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera del Manu”.
Ameerega shihuemoy macho adulto que cuida de sus huevos.
Publicar un comentario