martes, 16 de mayo de 2017

Un último deseo: condenado a muerte realizó este insólito pedido

Un último deseo: condenado a muerte realizó este insólito pedido (FOTOS)

J. W. "Boy" Ledford Jr. fue condenado a pena de muerte por haber degollado a el médico que ayudó a dar a luz a su madre, en Georgia, Estados Unidos. Poco tiempo antes de que cumpla con su condena, el sentenciado hizo un pedido muy particular: él no quería morir al ser inyectado con pentobarbital, pues consideraba que era inhumano, por el contrario, prefería el fusilamiento.
Los abogados de J. W. "Boy" Ledford Jr. escribieron en la corte: "Hay un riesgo sustentable al que Ledford teme y es que pudiera quedar en agonía luego de que el pentobarbital ataque su sistema respiratorio, destruya su cerebro, corazón y pulmones y que se ahogue en su propia saliva". En Georgia, los condenados pueden elegir la manera cómo cumplir con su sentencia; por ello, los defensores del asesino propusieron el fusilamiento, sin embargo, esta práctica en específico no está admitida por el estado.El debate por el uso de drogas para llevar a cabo la pena de muerte inició debido a que esta sustancia, el midazolam, no tuvo los resultados que se esperaba en otros criminales. En Georgia, no obstante, se usa otro sedante similar al anterior, el pentobarbital.
Publicar un comentario