viernes, 23 de junio de 2017

Renuevan cerca de 200 hectáreas con café de última generación Más de 400 productores de varias regiones instalaron cafetos de alta productividad, resistentes a la roya y con calidad en taza

}

LIMA
El Perú cuenta con cerca de 200 hectáreas de café de última generación instaladas en seis regiones cafetaleras tras un proceso de identificación, introducción y adaptación de semillas, iniciado en 2015, informó el presidente de la Junta Nacional del Café (JNC), Tomás Córdova.
Esto es resultado de un trabajo implementado por la JNC y Cafetalera Amazónica del grupo ECOM con el apoyo financiero de Cienciactiva Concytec con el propósito de contribuir al proceso de renovación de café con enfoque sostenible y adaptado al cambio climático.
Se trata del proyecto “Nuevas Variedades de Café” que se realiza en alianza con el World Coffee Research (WCR) y Promecafé, a través del cual se han instalado 674 mil plantones de café de alta productividad resistentes a la roya y con alta calidad de taza.
Córdova precisó que con ese fin han ingresado al país las variedades H1 o Centroamericano y Marsellesa, las a partir de la tercera cosecha tienen una productividad de entre 60 y 100 quintales de café pergamino por hectárea. Las semillas de H1 fueron aclimatadas en el vivero que Cafetalera Amazónica construyó en el Centro Poblado San Miguel de Eneñas, en el distrito de Villa Rica, Oxapampa.
“Hasta el momento once cooperativas y asociaciones han sembrado las nuevas variedades, que consisten en H1 y Marsellesa, en casi 200 hectáreas de Cajamarca, Junín, Pasco, Puno, Amazonas y San Martín. Los reportes de cómo están creciendo son muy buenos”, indicó.
Detalló que el proyecto busca el ingreso al país de un millón y cien mil plantas para renovar 300 hectáreas, y contribuirá en el proceso de renovar 250 mil hectáreas en una década, a fin de mejorar la productividad de la caficultura peruana.
El acceso de los productores peruanos a  nuevas variedades de café, es clave para incrementar la productividad promedio, promover la competitividad y mejorar la sostenibilidad de nuestra caficultura. Y con ese fin se está desarrollando este programa.
Cabe resaltar que como consecuencia adicional del proyecto aumentaron las importaciones formales de semilla desde fines de 2015, en que empezó el programa de nuevas variedades. Pasó de 14 kilos en 2014, a 350 en 2016 y en 2017 serán más de mil kilos de semillas
Además, se ha logrado modificar la norma que regula el período de cuarentena, de 6 a 3 meses para las plántulas de H1 que llegan de NicaraguaEl dirigente cafetalero remarcó que el proyecto de “Nuevas Variedades del Café” es una experiencia de éxito para el sector cooperativo cafetalero en temas relativos a la innovación y calidad que el Gobierno debe enfatizar para reactivar y hacer rentable la actividad cafetalera.
Publicar un comentario