domingo, 14 de mayo de 2017

Judíos repiten acciones de Nehemías para pedir construcción de Tercer Templo “Lo única cosa que falta hoy para empezar a hacer son los sacrificios y el altar”, explica el rabino.



ISRAEL. – Al final de la Fiesta de Pentecostés – Shavuot en el calendario judío – el Sanedrín conducirá una ceremonia oficial para “establecer las fronteras de Jerusalén”. El objetivo es restablecer el servicio del Templo. La idea es repetir lo que fue realizado por Nehemías en el siglo VI a. C.
Para ese grupo de judíos ortodoxos, éste sería el último paso antes de que se inicien los sacrificios.
Además, en los días de hoy tendría un aspecto político “poderoso y oportuno”, ya que las Naciones Unidas está tratando de retirar la soberanía de Israel sobre su capital.
El rabino Hillel Weiss, portavoz del Sanedrín moderno, dijo que el establecimiento de esas fronteras simboliza una preparación para la edificación del Tercer Templo, pues inmediatamente después de que Nehemías estableció los límites de Jerusalén, los sacrificios comenzaron de nuevo.
“La única cosa que falta hoy para empezar a hacer son los sacrificios y el altar”, explicó Weiss al sitio Breaking Israel News.
“Cuando esté listo, ya tendremos nuestras fronteras firmemente establecidas”.
Él explica que la Ley determina que algunos sacrificios deberían ser comidos en Jerusalén, como ofrendas de paz, las primicias y el cordero pascual. Por lo tanto, los que siguen las enseñanzas de la Torá entienden que esos límites establecen un “área de santidad”.
El rabino recuerda que, según los textos bíblicos, la adquisición de tierra debe ir acompañada de un acto físico. Es decir, la persona que compra o hereda la tierra debe andar por sus fronteras o hacer una comida en ese espacio.
De aquí a tres semanas, el 1 de junio, después del final de Shavuot, el Sanedrín marcará puntos a lo largo de la frontera e intentará caminar el máximo posible. Todavía esperan recibir permiso de la policía de Jerusalén, pues en el pasado muchas de las actividades relacionadas con el Templo fueron impedidas por el gobierno para evitar conflictos con musulmanes radicales.
El rabino Weiss admite que ese movimiento del Sanedrín tiene una fuerte motivación política. “El Jubileo de Jerusalén es el mejor momento para restablecer la santidad de Jerusalén”, argumenta, refiriéndose al 50 aniversario de la unificación de Jerusalén en junio.
“El Presidente Trump está llegando a su primera visita oficial. Tenemos que dejar claro a él, como líder de una nación amiga de Israel, que la eterna capital judía está una vez más dispuesta a cumplir su papel bíblico. Esto también da una respuesta directa a las absurdas proclamaciones de la UNESCO, que intenta impedir que los judíos realicen su propósito establecido en la Biblia.
Primer paso
Como primer paso en el proceso de establecimiento de las fronteras de Jerusalén para la construcción del Tercer Templo, el Sanedrín escuchó el testimonio del Dr. Daniel Michelson, profesor del Instituto Weizmann. Él realizó un estudio exhaustivo sobre las fronteras de Jerusalén y del Segundo Templo, según lo descrito en el Libro de Nehemías.
Para empezar a ofrecer sacrificios, Nehemías reconstruyó los muros de Jerusalén sobre la base de las fronteras del Primer Templo, establecido por el rey Salomón y el rey David. Los cimientos de estos muros fueron descubiertos por los arqueólogos Bliss y Dickie en la década de 1890. El rabino Michelson basó sus mediciones y mapas a partir de las descripciones detalladas en el capítulo tres del Libro de Nehemías.
Después de marcar las fronteras, el Sanedrín realizará la Oferta de Acción de Gracias de Nehemías, de veinte panes.
El grupo de judíos involucrado en ese evento advierte que las fronteras de Jerusalén del Tercer Templo serán sustancialmente mayores que las del Segundo Templo. Según el estudio del profesor Michelson, basado en descripciones del Libro de Ezequiel, los límites de Jerusalén tendrán más de siete kilómetros de cada lado.
Publicar un comentario