miércoles, 27 de junio de 2018

¡La copa del mundo llena de Fe!. Varios jugadores agradecen a Dios por cada victoria obtenida.



Partido de los medios de comunicación está exaltando el hecho de que este es “el más historia de la Copa musulmanes” , dado el gran número de jugadores musulmanes en el campo. Al mismo tiempo, conscientes de que hay una “selección” de los evangélicos que toman parte en la competición en Rusia en 2018.
El sitio de  la revista Christianity Today  destacó algunas de ellas en un informe de esta semana.
Después de marcar el primer gol de Colombia contra Polonia este domingo (24), el zaguero Yerry Mina (ex Palmeiras) se arrodilló en el lateral del campo junto a otros jugadores de su selección. Él levantó los dedos hacia los cielos, y expresó palabras de agradecimiento.El defensor colombiano es evangélico y siempre lo dejó claro dentro y fuera de campo. Que se presentará en Barcelona en enero, se quitó las botas, los pies descalzos en el césped y citó el pasaje bíblico de la promesa de Dios a Josué, “todo lugar que el pie en la planta de su pie hasta que te han dado.”
Cuando su país volvió a participar en una Copa del Mundo en 2014, después de 16 años fuera, Radamel Falcao estaba lesionado. Esta vez, el máximo goleador de la selección de Colombia en la historia, podrá mostrar a lo que vino.
El actual capitán del Monaco, Falcao constantemente usa las redes sociales para compartir meditaciones bíblicas. En su perfil en Twitter, se describe como “Jugador profesional de Fútbol y seguidor de Jesús”. Recientemente, recordó a sus casi 17 millones de seguidores en el microblog “Jesús es nuestra esperanza. ¡Él lo hizo todo! Si confesara con su boca que Jesús es el Señor y cree (…) será salvo “.
Autor del tercer gol contra Polonia, Cuadrado fue uno de los destaques de su equipo. Poco después del final del partido, publicado en su cuenta de Twitter  “Gracias Señor Jesucristo, ¿por qué no nosotros es la gracia de Dios en nosotros.”
Quiero dar toda la gloria y honor a nuestro Señor Jesús, pues sin Él no habría sido posible. Creo que tuvimos un momento difícil en Colombia cuando perdimos. Muchos criticaron, pero, con los días pasando, creo que eso nos ayudó. Nuestro grupo consiguió unirse para llorar y pedir a nuestro Señor. Cada uno de nosotros dio su mejor, pero al final sabemos que es Él quien nos dio el talento “, afirmó el jugador en la ocasión.
Jugando su tercera Copa del Mundo, el destaque del PSG en la última temporada, Edinson Cavani, de 31, es más discreto que la mayoría de los jugadores que están en evidencia. En una de las conmemoraciones de título ostentaba una camiseta que decía “Yo pertenezco a Jesús”.
Algunos años atrás, le preguntaron a Cavani si se consideraba un atleta de Cristo. “No”, afirmó al reportero, “yo soy un atleta para Cristo”. Explicó por qué veía una diferencia “Yo juego para Él, para darle gloria, para agradecer por qué me dio la habilidad de jugar fútbol … por darme este don.
En su primera Copa del Mundo, Odion Ighalo, de 28 años, creció en una región pobre, con poco acceso a agua potable, comida y electricidad. En una entrevista reciente, afirmó: “En la infancia La vida era difícil de vivir, así que agradezco a Dios cuando miro donde estoy ahora.”
Actualmente jugando en el Changchun Yatai en China, él ya dijo que pretende abrir un orfanato en su ciudad natal.
Para vencer este año, Navas, de 31 años, sorprendió al decir: Para mí, Jesús es más importante que la Champions “
practicante evangélica,  Navas lleva en Madrid un grupo de estudio de la Biblia llamada ‘Theos Place’, que funciona como una iglesia en casa. “Nuestro objetivo es que todas las personas puedan tener una relación con Dios, se acerquen a él, leen y entiendan la Biblia, y oren”, explica.
En su primera Copa del Mundo, Panamá no tiene jugadores de renombre mundial. Luiz Tejada, que es el mayor goleador de la historia del fútbol panameño (43 goles), debe despedirse del fútbol en breve.No sé lo que sería de mí si no me hubiera convertido en jugador de fútbol”, dijo en una entrevista este año, donde habló sobre su conversión. “No sé si ya estaría muerto, o si acabaría haciendo algo bueno. Por esa razón, agradezco a Dios por haberme agarrado a tiempo y dado hacia mi vida “.
Poco después del partido contra Bélgica, Escobar se arrodilló para dar gracias a Dios junto con el delantero belga Romelu Lukaku. Incluso habiendo perdido, él demostró su dependencia de Dios con el gesto que repercutió en todo el mundo.
Publicar un comentario